lunes, 11 de mayo de 2015

Cosas de lobos

EL LOBO EN LOS

 CUENTOS

 TRADICIONALES


El lobo es el animal protagonista que más aparece y peor es tratado en los cuentos clásicos (caperucita, los tres cerditos, las siete cabritillas,...).
Quitando aquellos lobos que criaron a Mowgli según Kipling o Colmillo Blanco de London; el lobo siempre ha sido pintado como un animal fiero, sanguinario, dispuesto a comerse lo que sea y suele protagonizar unos finales nada agradables.
El hecho de la existencia de vampiros y hombres lobo en la literatura no ha dado lugar a un rechazo hacia toda la humanidad, y no se entiende que esta leyenda negra sobre el lobo haya dado lugar a prevención, cuando no rechazo hacia toda la lupidad.
Pero la primera impresión es la que vale. Y nuestro, al menos el mío, contacto con el mundo de los lobos se remonta a los primeros meses de nuestra existencia; cuando de la mano – y nunca mejor empleada la palabra mano – de nuestros mayores nos llegaba la imagen de cinco traviesos lobeznos y una madre cariñosa que los cuida. Una pequeña historia, un poco más larga que el cuento de Monterroso, resumida en cuatro versos:

Cinco lobitos tiene la loba
blancos y negros detrás de la escoba
cinco tenía cinco criaba
y a todos los cinco tetica les daba

Esa cancioncilla infantil, junto con otras más, como cucú cantaba la rana, estaba el señor Don Gato, a mi burro,... me incitó a desarrollarla en forma de cuento breve para mi nieto Óscar en su primer cumpleaños. Luego acabé también dándole forma de soneto para un trabajo al que llamo “Cantocuentos para un infante culto” y que he ido publicando aquí.
Desearía que, tras leer estos pequeños textos que siguen, se pierda el miedo al lobo y disfrutemos de la contemplación de cinco lobeznos traviesos, juguetones y achuchables.
Ahora, para abrir boca y no de lobo (que, por cierto, no es tan oscura como se cuenta) pondré unos pocos versos que escribí a petición de mi amigo Jorge Escudero, un hombre que sabe mucho de lobos, para su último libro, y mañana seguiremos con "más lobos" ¿quién ha dicho "menos lobos" que me lo como?.

AL LOBO

Llegan por el Barranco de las Cuevas
aullidos a la Luna en La Dehesa
y despiertan  en mí la huella impresa
de otras voces de ayer con voces nuevas .

No sé si son lamentos
esa grave tonada, 
cuando lanza a los vientos
su atávica llamada,
a la Luna olvidada
o al fluir de los tiempos

Su lupidad dormida
muy profunda en sus genes 
y su instinto retiene
su doméstica vida

Su fiereza olvidada, 
pero late en el fondo, 
en el núcleo redondo
de camada y lobada.

Yo soñaré un futuro
donde al fin, de verdad,
campe libre; y, seguro,
cante su libertad


AL LOBO 2
(Seguidillasmanchegas)

Recuerdos de la cuna,
cinco lobitos, 
con que Madre acallaba
llantos y gritos.
Van tras la escoba
poniendo de los nervios
a Mamá Loba

Los lobos de los cuentos
rudos y fieros,
persiguiendo cerditos
y hasta corderos. 
Negra leyenda;
que les pinta una imagen
negra y horrenda.

Me quedo con los lobos
de mis recuerdos
sin más Caperucitas,
cabras ni cerdos, 
porque es la mano
amante de una madre
rito y arcano




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se admiten comentarios incluso anónimamente. Lo único es que no se publicarán hasta su filtrado para evitar cosas indeseables para todos.