domingo, 17 de mayo de 2015

Las asaúras

¡Hay que ver qué mala uva tenían los mayores! Mirad qué cuentos nos contaban de terror y canibalismo. Y luego pretendían que nos durmiéramos tranquilos. No me extraña nada que no me gusten un pelo esas películas y series de zombis


LAS ASAÚRAS


Resulta ser que la señora María que era muy pobre no tenía qué comer para ella y su hijita y como acababan de enterrar a un muerto se fue al cementerio, le quitó las asaduras y se las cenaron.
Luego por la noche, cuando ya están en la cama, hay un ruido en la puerta y se oye
-"Maríaaaa, dame las asauras que me quitaste"
y la hija asustada dice
-"Ay mamaíta mía mía quién será",
-"Cállate hijita mía que ya se irá"
-"no me vooooy que entrando por la puerta estoooy".
Al poco rato unas pisadas
-"Maríaaaa, dame las asauras que me quitaste"
y la hija asustada dice
-"Ay mamaíta mía mía quién será",
-"Cállate hijita mía que ya se irá"
-"no me vooooy que subiendo la escalera estoooy".
Al poco rato cruje una puerta
-"Maríaaaa, dame las asauras que me quitaste"
y la hija asustada dice
-"Ay mamaíta mía mía quién será",
-"Cállate hijita mía que ya se irá"
-"no me vooooy que entrando en tu cuarto estoooy".
Al poco se oye un ruido a los pies de la cama
-"Maríaaaa, dame las asauras que me quitaste"
y la hija asustada dice
-"Ay mamaíta mía mía quién será",
-"Cállate hijita mía que ya se irá"
-"no me vooooy ¡¡¡QUE TOCÁNDOTE ESTOY!!!.


(Esto último lo decían bien fuerte y poniendo la mano encima del ñaco, con lo que el clima de miedo que se ha ido creando durante el relato llega al máximo, y si no morías del infarto podías asesinar al cuentista)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se admiten comentarios incluso anónimamente. Lo único es que no se publicarán hasta su filtrado para evitar cosas indeseables para todos.